Gobierno de Chile Superintendencia de Electricidad y Combustibles
Ver otras Noticias

Lunes 10 de Mayo 2010

SEC reitera llamado a ser cuidadosos en la manipulación de estufas para evitar accidentes

• Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, insiste en que más allá de la elección que cada familia realice para calefaccionar su hogar, lo importante es una correcta manipulación de estos artefactos.

Ante el considerable aumento del uso de estufas en esta época del año, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, reitera el llamado a extremar los cuidados al momento de manipular estos aparatos de calefacción al interior de los hogares.

Actualmente, es posible encontrar en el mercado, estufas con diferentes fuentes de energía, tales como las de parafina, las eléctricas, las que funcionan con gas licuado o con gas natural, y las óleo eléctricas.

Desde la SEC se hace hincapié en que cada familia debe optar por la alternativa que más le convenga, pensando en el espacio que se desea calefaccionar y en los recursos económicos con que se cuenta para dicha compra, recalcando que lo más importante es realizar una correcta manipulación.

Los profesionales de la institución fiscalizadora señalan que una de las primeras acciones a realizar, antes del primer uso de la temporada, es una minuciosa revisión por parte del servicio técnico autorizado por la marca de la estufa. Asimismo, recomiendan, para el caso de aquellos aparatos a parafina (kerosene), cargarlos en el exterior de los inmuebles, con el equipo apagado, lo cual también es válido para el cambio de los cilindros portátiles de gas licuado. Luego de unos minutos se pueden encender, y recién después de ello, se pueden ingresar a las habitaciones que se desean calefaccionar.

Es importante que siempre los recintos tengan algún grado de ventilación, ya que todas (excepto las eléctricas) consumen oxígeno mientras funcionan y ante una mala combustión, pueden liberar concentraciones peligrosas de monóxido de carbono en el interior de los recintos que se están calefaccionando. Por lo mismo, se recomienda no utilizar este tipo de aparatos (estufas a combustión: Gas o kerosene) más allá de dos (2) horas seguidas, para ir renovando el aire de la habitación, y además seguir siempre las recomendaciones de los fabricantes.

Por ningún motivo se deben ubicar aquellas estufas de llama abierta, alimentadas por gas o parafina, en el interior de baños o dormitorios, ni cerca de fuentes eléctricas o inflamables, como cortinas. Del mismo modo, no se debe secar ropa húmeda sobre la estufa o cerca de ella. Para la compra del kerosene se recomienda usar bidones debidamente certificados y adquirir el combustible solo en lugares establecidos.

Se reitera también, el llamado a no utilizar estufas eléctricas en los baños, por el exceso de humedad que existe en estos recintos, ya que al entrar en contacto el agua con la electricidad, se puede producir una electrocución.

 

FACTOR SEGURIDAD

La Superintendenta de la SEC, Patricia Chotzen, sostuvo que “es importante tener en cuenta el tema seguridad, no sólo al momento de comprar algún sistema de calefacción, sino especialmente en relación a su manipulación y uso, a fin de no exponer a nuestras familias a un riesgo innecesario”. Finalmente, se debe tener presente que todas las estufas deben contar con certificación para ser comercializadas, por lo que las personas pueden, y deben, exigir al vendedor que les muestre el certificado al momento de la compra, además de verificar el etiquetado del producto.

Las bajas temperaturas obligan al uso de estufas, pero según los representantes de la SEC, más allá de la elección del aparato de calefacción, lo importante es un uso correcto de éstos.

Departamento de Comunicaciones / SEC