Gobierno de Chile Superintendencia de Electricidad y Combustibles
Ver otras Noticias

Miercoles 10 de Marzo 2010

SEC recomienda no manipular las instalaciones de electricidad y combustibles una vez repuestos los servicios

• Desde la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, se señaló que lo más seguro es contratar algún instalador autorizado o llamar a la empresa distribuidora, en caso de detectar problemas o daños en las instalaciones interiores.

Un urgente llamado a contratar solo instaladores autorizados para realizar las revisiones y reparaciones de sus sistemas eléctricos y de gas, tras la normalización de los suministros luego del terremoto que afectó a la zona centro-sur del país, efectuó la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC.

La institución fiscalizadora reiteró a la comunidad que es fundamental que este tipo de trabajos sea realizado sólo por personas que cuenten con los conocimientos necesarios, que son los instaladores autorizados, cuyos datos de contacto aparecen en la página Web www.sec.cl.

Se recomienda lo anterior ya que dado la peligrosidad de los energéticos, se requiere que su manipulación sea realizada sólo por personal que cuente con las competencias necesarias, como es el caso de instaladores autorizados o personal de las respectivas empresas distribuidoras. A ello hay que sumar que los hogares han quedado con evidentes daños tras el sismo, lo que hace aún más riesgoso la manipulación de la electricidad o de combustibles como el gas licuado o el gas natural por parte de la propia comunidad.

ENERGÍA ELÉCTRICA

En el caso de la energía eléctrica, según los últimos reportes, más de un 95% de la zona afectada, entre las regiones Metropolitana y de la Araucanía, ya se encuentra con el servicio repuesto. Sin embargo, hay que considerar que en muchos casos, pese a contar con disponibilidad de suministro, este no ha llegado aún a los hogares, principalmente por el daño causado al interior de las viviendas por el sismo de 8,8 grados en la escala de Richter.

Ante ello, la SEC llama al autocuidado de la comunidad y a no intentar, por ningún motivo, restablecer el suministro por su propia cuenta. Además del riesgo implícito que lleva el manejo de la electricidad, hay que sumar el peligro de manipular instalaciones que se puedan encontrar en mal estado a causa del daño producido por el terremoto del sábado 27 de febrero.

Es fundamental que la comunidad, ante la presencia de daños en las instalaciones eléctricas del hogar, llame a un instalador autorizado, o en su defecto, a la empresa que le distribuye la energía eléctrica, a fin de verificar el estado de sus instalaciones.

SUMINISTRO DE GAS

Las recomendaciones señaladas anteriormente, también son válidas para el suministro del gas que llega a los hogares, ya sea licuado o natural. Si bien, en este ítem la situación también tiende a la normalidad, todavía hay muchos hogares del país sin servicio por lo que se recomienda, no intentar realizar ningún tipo de revisión por cuenta propia y solicitar los servicios de un instalador autorizado, entidades de certificación de instalaciones interiores de gas o de personal especializado de la compañía que le suministra dicho combustible.

De todos modos, es importante entregar algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta luego de un movimiento telúrico como éste. Lo primero es verificar si es que dentro de los hogares se percibe olor a gas, o algo que indique la posibilidad de una fuga de este combustible. Al percibir una fuga, o indicios de ésta, deben cerrarse las llaves de paso que suministran el gas y ponerse en contacto de inmediato con la empresa distribuidora. Es necesario señalar que las llamadas telefónicas deben realizarse fuera del recinto que presenta la fuga, para evitar el riesgo de provocar una explosión.

En tal sentido, y con el mismo objetivo, se recuerda que no se deben accionar interruptores eléctricos, ni generar chispas, ante la presencia de gas. Además, dada las características del terremoto, se recomienda en forma preventiva, aún cuando no existan daños aparentes realizar pruebas de hermeticidad a las respectivas instalaciones, a través de instaladores autorizados, entidades de certificación o personal de la empresa distribuidora respectiva, y de este modo descartar la existencia de riesgos.

Finalmente, se hace necesario reiterar que los artefactos a gas ciudad o natural, no pueden ser conectados a cilindros de gas licuado, o viceversa, ya que ello puede llevar a incrementar los riesgos existentes, pudiendo provocar mala combustión de los artefactos, o eventuales riesgos de inflamaciones o explosiones. Si los usuarios requieren cambiar el tipo de gas para sus artefactos, deben solicitar la conversión de los equipos a un instalador autorizado.

 

Poco a poco el terremoto va quedando atrás. Sin embargo, hay que ser cuidadosos al momento de la vuelta a la normalidad y evitar exponerse a riesgos innecesarios, sobre todo en el manejo de instalaciones eléctricas y de combustibles.

Departamento de Comunicaciones / SEC