Gobierno de Chile Superintendencia de Electricidad y Combustibles
sombra
Sitio web SEC > Usuarios > Consejos sobre el Gas
Atencion Ciudadana Aqui
Direcciones Regionales
Llame al 600 6000 732 , desde celulares 2 2712 7000
Usuarios
Temas relacionados
Buscador y Validador de Instaladores
Descargue visualizadores:

Consejos de seguridad en el uso del Gas

Consejos en el uso del Gas

El gas presenta riesgos y puede ocasionar daños, incluso la muerte de personas, si no se adoptan precauciones en su uso. En el país se utilizan principalmente Gas Natural, Gas Licuado de Petróleo y Gas de Ciudad, todos ellos inflamables. Adicionalmente se debe señalar que el Gas de Ciudad es tóxico porque contiene monóxido de carbono. Por esto, debe ser muy cuidadoso en el uso del gas como fuente energética, pues está comprobado que la mayoría de los accidentes por gas están asociados a descuidos por parte de los propios afectados.

Las precauciones deben estar focalizadas en evitar que se produzcan fugas de gas en lugares cerrados. En esas condiciones la gente no sólo se expone a la posibilidad de una explosión si involuntariamente se produce un "chispazo", sino también está la posibilidad de sufrir las consecuencias de su inhalación: tanto el gas natural como el gas licuado desplazan al oxígeno, por lo que pueden provocar asfixia; mientras que el gas de ciudad, compuesto por Monóxido de Carbono, puede causar intoxicación.

Similar cuidado se tiene que tener con el uso de artefactos de gas, especialmente en lugares que no se cuenta con suficiente ventilación. Por efecto de la combustión de gas, la acumulación de Monóxido de Carbono en el ambiente puede resultar mortal, pues este elemento tóxico no puede ser detectado por el olfato ni por la vista. Es por eso que se recomienda, por ejemplo, usar tales artefactos en ambientes que cuenten con vías de ventilación, de manera de permitir la renovación del aire en forma permanente.


Para evitar fugas, lo más recomendable es adoptar las siguientes precauciones:

  • Al menos una vez al año pida a un instalador autorizado que realice un mantenimiento de las instalaciones interiores y los artefactos de gas. La idea es que realice una limpieza interna de estufas, cocinas y calefones, cuyos conductos se pueden obstruir por la acumulación de suciedad. Eso se puede comprobar observando la llama de su artefacto: si presenta rasgos amarillos o rojos y crepita, la limpieza se hace obligatoria.

  • Tenga cuidado con la conexión del regulador a un cilindro de gas, verificando si este procedimiento fue correctamente realizado.  
  • Por ningún motivo utilice mangueras de jardín en vez de flexibles de gas certificados en las conexiones. Las mangueras de jardín no tienen resistencia suficiente para instalaciones a gas, pues pueden horadarse o dañarse con facilidad.
  • Nunca use herramientas filosas como cuchillos o tijeras para retirar el sello de seguridad del cilindro de gas, pues puede pasar a llevar el anillo de goma de la válvula del cilindro. Este anillo es el que sella la conexión entre el cilindro y el regulador, y si está dañado, seguramente habrá fugas.

Si al entrar a un inmueble o habitación detecta un fuerte olor a gas, siga con cuidado las siguientes instrucciones:

  • De inmediato abra todas las puertas y ventanas que pueda para ventilar.

  • Tenga cuidado con realizar acciones que produzcan chispas: por ningún motivo encienda la luz o algún aparato eléctrico. 
  • Tampoco realice llamadas telefónicas. Los aparatos telefónicos actuales son electrónicos, pues tienen dispositivos que pueden generar pequeños arcos de corriente y chispas.  
  • Tras haber ventilado el recinto, nunca busque la fuga con un fósforo. Es preferible que lo haga con una lavasa de agua con jabón, aplicándola con un pincel, esponja o brocha en los lugares donde cree que puede estar la fuga. Así, el escape de gas provocará burbujas, siendo fácilmente detectable, evitando de paso los peligros de explosión.  

Respecto al uso de artefactos como calefones, estufas y cocinas, se aconseja lo siguiente: 

  • Fíjese que la llama del artefacto muestre un color azul parejo, sin rastros amarillentos ni crepitaciones (chispas).
  • Nunca use estos artefactos en lugares sin ventilación. Asegúrese que la habitación donde está ubicado el artefacto  tenga la ventilación necesaria y permanente, ya sea mediante el uso de  celosías o rebajes de puerta (esta última a un par de centímetros de distancia con el piso y sólo es aceptada en instalaciones antiguas), facilitando de este modo el ingreso de aire. Además, asegúrese  que en la habitación donde se ubique el artefacto  las  aberturas superiores den hacia el exterior de la vivienda, para permitir la renovación del aire del recinto.

  • Nunca se encierre con una estufa a gas encendida.

  • Nunca instale artefactos calefones  u otros artefactos de llama abierta (tipo A o B) en  “dormitorios ni baños”.
  • Preocúpese que el collarín del calefón (salida del artefacto) se encuentre conectado por dentro del conducto de evacuación de gases para evitar emanaciones de gases de la combustión dentro del recinto, y preocúpese además, que la conexión se encuentre bien sellada.          

  • Nunca instale los artefactos calefones “sin conducto de evacuación  de los gases producto de la combustión y que asegúrese que éstos están en buenas condiciones.
  • Nunca obstruya las “ventilaciones”  (aberturas con celosías) de los recintos donde están instalados los calefones y otros artefactos de gas.
  • Nunca conecte irregularmente artefactos de gas a cilindros de GLP
Atención en Línea Fono SEC 600 6000 732   Oficinas de SEC